Prod_AutoBouti_LimpAuto-03

Lo que la acumulación de polvo y suciedad en las superficies de tu automóvil hace es acelerar el proceso de envejecimiento de los elementos. Sobre todo en la ciudad, ya que la acumulación de polución, lluvia, agentes naturales como el polen o residuos que caen de los árboles van creando una capa que reacciona negativamente sobre los plásticos, chapa y pintura de tu vehículo.

Cada vez que hay humedad, radiación del sol o condiciones de temperatura extrema, esta mezcla de suciedad se reactiva y comienza a causar efectos negativos en el vehículo, ocasionando por ejemplo que los plásticos se vuelvan blancos y quebradizos o provocando el empeoramiento de la pintura.

Para evitar estos problemas con la suciedad, lo recomendable es lavar el vehículo una vez al mes, de esta forma se conseguirá que no se promueva la adherencia de agentes externos y que la superficie se mantenga lisa por más tiempo.

Con la limpieza del interior del vehículo pasa exactamente lo mismo. Es necesario limpiarlo con frecuencia, evitando así que se acumule la suciedad. Al descuidar el interior del automóvil solamente se consigue un conjunto de suciedad, gérmenes y bacterias que se acumulan constantemente en el interior, tanto en tapicerías, moquetas o el techo.
Para ayudar a mantener el auto impecable, tenemos una línea exclusiva para protegerlo y limpiarlo.